Dietas especiales

Introducción a la dieta DASH

La dieta DASH es una de las dietas más recomendadas para mejorar la salud y el bienestar. Los proveedores de atención médica suelen recomendar este programa de alimentación para ayudar a los pacientes a controlar o prevenir la presión arterial alta. Pero este estilo de alimentación de por vida también puede proporcionar otros beneficios para la salud. Es posible que pueda reducir sus niveles de colesterol o su riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer al comer de acuerdo con DASH.

Con esta dieta, aumentará la ingesta de frutas, verduras y cereales integrales. Reducirá la ingesta de grasas, azúcares añadidos y sodio. Al hacer pequeños cambios en la dieta a un ritmo constante, debería poder crear un plan de comidas satisfactorio que pueda seguir de por vida.

Tus metas de calorías

La dieta DASH no requiere que cuentes las calorías. En cambio, crea un plan de alimentación diario en torno a porciones de diferentes grupos de alimentos. Pero la cantidad de porciones permitidas en cada grupo de alimentos está determinada por un objetivo de calorías recomendado. Por lo tanto, antes de comenzar la dieta DASH, deberá determinar un objetivo de calorías.

Las guías de dieta DASH proporcionadas por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) brindan recomendaciones para ayudarlo a encontrar la mejor cantidad de calorías. Estas estimaciones se basan en la edad, el sexo y el nivel de actividad. Las categorías de nivel de actividad se definen de la siguiente manera:

  • Sedentario: Realiza solo una actividad física ligera que es parte de su rutina diaria típica. Su trabajo no implica actividad física.
  • Moderadamente activo: Realiza una actividad física equivalente a caminar de una a tres millas por día a una velocidad de tres a cuatro millas por hora. También realiza actividad física ligera (como limpieza de la casa o jardinería).
  • Activo: Realiza una actividad física equivalente a caminar más de tres millas por día a una velocidad de tres a cuatro millas por hora, más actividad física ligera. Puede pertenecer a la categoría activa si su trabajo requiere actividad física regular.

Una vez que haya determinado su nivel de actividad, puede usar el cuadro a continuación para determinar sus necesidades calóricas en el plan.

Tus necesidades calóricas diarias
Género Años Sedentario Moderadamente activa Activo
Hembra 19-30 2000 2000 a 2200 2.400
31–50 1.800 2000 2.200
 51+ 1.600 1.800 2000 a 2200
Masculino 19-30 2.400 2.600 hasta 2.800 3000
31-50 2.200 2.400 a 2.600 2.800 hasta 3.000
51+ 2000 2.200 hasta 2.400 2.400 hasta 2.800

Tenga en cuenta que las recomendaciones de calorías proporcionadas por los NIH (arriba) no tienen en cuenta los objetivos de pérdida de peso o altura. Hay otras formas de determinar un objetivo de calorías que pueden ser más precisas, especialmente si está tratando de adelgazar.

Por ejemplo, una calculadora de calorías como la que se muestra a continuación usa la ecuación de Mifflin St. Jeor para calcular su  tasa metabólica en reposo . Esa es la cantidad de calorías que su cuerpo necesita para funcionar cuando está en reposo. 1  Luego, basándose en la información personalizada de su estilo de vida, la calculadora agrega la cantidad de calorías que necesita para alimentar su cuerpo para la actividad diaria. Finalmente, agrega calorías para aumentar de peso o resta calorías para ayudarlo a perder peso.

La dieta DASH proporciona pautas sobre el tamaño de las porciones para aquellos que están tratando de adelgazar. Por lo tanto, si usa la calculadora de calorías y encuentra que su objetivo óptimo de calorías es de 1200 o 1400 calorías (o más) por día, aún puede usar las guías DASH para encontrar la cantidad correcta de porciones en cada grupo de alimentos.

 

Establezca su meta de calorías y obtenga un plan de comidas gratis

Acerca de ti

 

Masculino

Hembra

Altura en pies.3 pies4 pies5 pies6 pies7 pies8 pies
En.0 pulg1 en2 en3 en4 pulg5 pulg6 pulg7 en8 pulg9 pulg10 en11 pulg

¿Qué tan activo es usted?

Sedentario

Actividad ligera

Actividad moderada

Muy activo

Consejos de hidratación

Mantenerse hidratado mientras se adapta a la dieta DASH puede ayudarlo a mantener sus niveles de energía y mantenerse lleno y satisfecho entre comidas. No es infrecuente tener antojos de comida cuando tiene sed. Pero elegir bebidas compatibles con DASH es importante. Hay ciertas bebidas que querrás reducir o eliminar.

Si bien no existen pautas específicas con respecto a las bebidas, las recomendaciones generales para reducir la ingesta de azúcar y sodio entrarán en juego al elegir qué beber.

Refrescos y otras bebidas azucaradas

Cuando siga la dieta DASH, limitará la ingesta de dulces y azúcares añadidos. Aquellos en el rango de 1,200 a 1,600 calorías deben consumir menos de tres porciones por semana. Aquellos que consumen de 1.800 a 2.000 calorías deben consumir menos de cinco porciones por semana, y si su objetivo de calorías es mayor, puede consumir hasta dos porciones por día. Una porción se considera una taza de bebida azucarada.

Como referencia, si su rango de calorías se establece en 1200 a 1600 por día y bebe un refresco completo de 12 onzas (equivalente a 1.5 porciones de dulces), solo le quedarán 1.5 porciones de dulces para toda la semana. En la dieta DASH, una porción de azúcar equivale a:

  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de gelatina o mermelada
  • 1/2 taza de sorbete
  • 1 taza (8 onzas líquidas) de limonada endulzada con azúcar

Si es posible, es posible que desee considerar la opción de elegir agua o agua mineral con sabor en lugar de refrescos. Los refrescos dietéticos son otra opción. Debido a que no contienen azúcar, un té o un refresco endulzados artificialmente no se considerarían dulces. Sin embargo, ha habido cierta preocupación en la comunidad de la salud acerca de si las bebidas endulzadas artificialmente son una opción saludable o no. De hecho, algunos estudios incluso han relacionado el consumo de edulcorantes artificiales con resultados negativos para la salud, incluida la presión arterial alta. 2

Si le gusta beber refrescos, considere usar refrescos dietéticos como un trampolín para reducir su consumo de azúcar. Con el tiempo, vea si puede reemplazar su hábito de refrescos con un hábito de agua para mantener su cuerpo saludable e hidratado.

Jugo de frutas y verduras

En la dieta DASH, el jugo de fruta se considera una porción de fruta. Una porción equivale a 1/2 taza de jugo de frutas. Debido a que debe consumir de tres a seis porciones de fruta por día, el consumo de jugo de fruta lo ayudará a alcanzar esos objetivos.

Sin embargo, algunos expertos en salud aconsejan que consumir fruta entera es una opción más inteligente que consumir jugo. La fruta entera proporciona más vitaminas y minerales junto con fibra para ayudarlo a sentirse satisfecho por más tiempo, con menos calorías. Por ejemplo, 1/2 taza de jugo de naranja contiene 60 calorías y 0 gramos de fibra, mientras que 1 taza de frambuesas contiene 60 calorías y 8 gramos de fibra.

Además, revise las etiquetas antes de elegir jugo como bebida. Si su jugo favorito contiene azúcar agregada , entonces ya no se considera una porción de fruta, sino más bien una porción de dulces. Además, algunos jugos de vegetales contienen sodio agregado. Dado que uno de los objetivos principales de la dieta DASH es reducir la ingesta de sodio, las marcas con sodio agregado no son una opción inteligente.

Bebidas alcohólicas

No hay pautas específicas con respecto al alcohol en la dieta DASH. Sin embargo, las hojas de consejos proporcionadas por los NIH sugieren que, si bebe bebidas alcohólicas, hágalo con moderación. El consumo moderado de alcohol se define como no más de una bebida por día para las mujeres y no más de dos bebidas por día para los hombres.

Además, tenga en cuenta los mezcladores si consume una bebida alcohólica. Las batidoras de frutas pueden contener azúcar agregada y agua tónica y otras batidoras pueden contener sodio.

Grapas de comestibles

Comprar con la dieta DASH es relativamente fácil. Todo lo que necesita se puede encontrar en su supermercado local. Sin embargo, debe aprender a leer las etiquetas nutricionales para verificar el contenido excesivo de grasa o los niveles altos de sodio.

Sodio

En la dieta DASH, su objetivo será reducir la ingesta de sodio a 2,300 miligramos por día. Una vez que alcance ese nivel, hable con su proveedor de atención médica acerca de reducirlo aún más a 1,500 miligramos por día. La mayoría de los estadounidenses consumen alrededor de 3400 miligramos de sodio al día. La mayor parte proviene del sodio en los alimentos procesados.

Al comprar con la dieta DASH, hay dos formas de buscar alimentos bajos en sodio. Primero, puede leer las etiquetas del frente del paquete para ver cuánto sodio contiene el producto. Las diferentes frases tienen diferentes significados.

  • Sin sodio o sin sal significa que el alimento contiene menos de cinco miligramos por porción.
  • Muy bajo en sodio significa que el alimento contiene 35 miligramos o menos de sodio por porción.
  • Bajo en sodio significa que el alimento contiene 140 miligramos o menos de sodio por porción.
  • Una comida baja en sodio contiene 140 miligramos o menos de sodio por porción de 100 gramos (3-1 / 2 onzas).
  • Ligero en sodio significa que el alimento contiene un 50% menos de sodio que la versión normal.
  • Sin sal o sin sal agregada significa que no se agrega sal al producto durante el procesamiento (este no es un alimento libre de sodio).

Otra forma de verificar el sodio es leer la etiqueta de información nutricional . El sodio se encuentra en el medio de la etiqueta debajo del colesterol. Trate de elegir alimentos que sean menos del cinco por ciento del valor diario de sodio. Los alimentos con un 20% o más del valor diario de sodio se consideran alimentos con alto contenido de sodio.

Como guía general, elija vegetales simples, frescos o congelados, ya que generalmente tienen menos sodio que los productos enlatados. Si usa vegetales enlatados, siempre enjuague bien. Al hacerlo, se reduce el sodio aproximadamente a la mitad.

Las aves de corral sin piel frescas o congeladas , el pescado y los cortes de carne magra tienen menos sodio que los que están marinados, enlatados, ahumados, en salmuera o curados. Por último, lea las etiquetas de los condimentos, aderezos para ensaladas, queso procesado e incluso productos horneados (como pan y galletas saladas). Muchos de estos alimentos contienen más sodio de lo que cabría esperar.

Por último, cuando revise la etiqueta de información nutricional en busca de sodio, busque a continuación para ver cuánto potasio contiene el alimento. La dieta DASH está diseñada para ayudarlo a alcanzar un objetivo de 4,700 miligramos de potasio al día para mejorar los efectos de la reducción del sodio en la presión arterial. Los alimentos con potasio incluyen patatas, plátanos, yogur, habas y jugo de naranja.

gordo

También disminuirá su ingesta de grasas con la dieta DASH. Al aumentar la ingesta de frutas y verduras, naturalmente reducirá la ingesta de alimentos grasos. Sin embargo, cuando vaya de compras al supermercado, puede elegir alimentos que contengan menos grasa para alcanzar sus objetivos.

Nuevamente, lea las etiquetas para elegir mejor los alimentos. Las frases de la parte delantera de la etiqueta tienen significados específicos.

  • Sin grasa significa que el alimento contiene menos de 0,5 gramos de grasa por porción.
  • Bajo en grasas saturadas significa que el alimento contiene un gramo o menos por porción y un 15% o menos de calorías de grasas saturadas.
  • Bajo en grasa significa que el alimento contiene tres gramos o menos por porción.
  • Ligero en grasa significa que el alimento contiene la mitad de la grasa de la versión tradicional.

Sin embargo, estas frases de la etiqueta frontal no siempre dan el valor total de la comida. Los alimentos sin grasa no siempre son alimentos saludables. A menudo, cuando se quita la grasa, se usa azúcar o almidones para compensar. Además, no toda la grasa es igual. Las grasas insaturadas como las grasas mono y poliinsaturadas son saludables y deben consumirse con moderación.

A medida que se acostumbre a comprar alimentos aptos para DASH, es posible que al comprar en el perímetro (anillo exterior) de la tienda le resulte más fácil encontrar artículos que son naturalmente libres de grasa o bajos en grasa. También encontrará que estos alimentos contienen menos sodio.

Recuerde que ningún alimento está fuera de los límites de la dieta DASH, pero encontrará que puede consumir comidas más satisfactorias cuando elige los alimentos que se acercan más a su forma completa y mínimamente procesados.

Primero llene su carrito de compras con frutas, verduras y granos integrales, luego haga un espacio más pequeño para proteínas magras, productos lácteos sin grasa y bajos en grasa. Los frutos secos, semillas, golosinas, grasas y aceites deberían ocupar un área muy pequeña en su carrito, ya que estos alimentos son limitados en el programa.

Ideas de recetas

Al elegir recetas, busque aquellas que incluyan condimentos distintos a la sal. Por ejemplo, es más probable que las recetas que usan hierbas, cítricos o vinagre para darle sabor lo ayuden a alcanzar sus objetivos de sodio. Además, las comidas que utilizan frutas o verduras como ingredientes principales le ayudarán a alcanzar sus necesidades de ración de esos alimentos.

Desayuno

Considere cualquiera de estas recetas de desayuno que le ayudarán a aumentar su consumo de frutas y verduras mientras mantiene los niveles de sodio bajo control. Cada receta no contiene (o contiene muy poca) sal agregada y un refuerzo saludable de potasio.

Almuerzo cena

Prepare comidas en torno a proteínas magras, cereales ricos en fibra y verduras para aumentar los niveles de satisfacción después de comer.

Aperitivos

Reemplace los bocadillos salados y con almidón (como pretzels o papas fritas) por palitos de verduras crujientes o fruta fresca. O considere una de estas opciones sugeridas por los NIH:

  • ⅓ taza de almendras sin sal
  • ¼ taza de orejones
  • Una taza de yogur de frutas sin grasa, sin azúcar agregada
  • Una cucharada de semillas de girasol, sin sal
  • Dos rectángulos grandes de galletas Graham con una cucharada de mantequilla de maní
  • Fruta fresca, como 1 manzana entera, 1 taza de sandía, 2 kiwis, 1 naranja entera o 1 taza de bayas
  • 1 taza de yogur griego descremado o bajo en grasa con 1/2 taza de bayas

Postre

La fruta fresca es una excelente manera de satisfacer a los golosos. También puedes probar una de estas recetas.

Planificación de comidas y cocina

Cocinar y planificar comidas con menos sal y menos grasa es complicado al principio, pero se vuelve más fácil con el tiempo. Reducir su dependencia de los alimentos preparados le ayudará a reducir la ingesta de sodio y grasas. En su lugar, planifique las comidas con anticipación con la ayuda de hojas de trabajo proporcionadas por los NIH.

Reorganizar su cocina también puede ayudarlo a seguir la dieta DASH. Retire el salero de su mesa y de su área de cocción. Tenga especias secas a mano y considere experimentar con hierbas frescas para darle sabor a su comida.

Además, cambie la forma en que prepara las comidas y los refrigerios para reducir la grasa y el sodio. Hornee, ase o cocine al vapor alimentos con especias o cítricos para mantener la selección de comidas saludables. Guarde recipientes de verduras en rodajas listas para bocadillos en su refrigerador y reemplace el tarro de galletas de la encimera con un tazón de frutas para aumentar su consumo de frutas y verduras.

Si cambiar todo su plan de comidas semanal parece demasiado, concéntrese en hacer cambios graduales. Divida cada tarea en pequeños pasos para que cambiar su dieta no parezca abrumador.

Por ejemplo, si actualmente no come muchas frutas y verduras, comience por reducir el tamaño de sus guarniciones saladas y llene ese espacio en su plato con frutas o verduras. A medida que se sienta más cómodo consumiendo estos alimentos saludables, intente no comer carne un día a la semana. Haga una comida con granos saludables en lugar de carne de res o aves, o pruebe una lasaña o guiso a base de vegetales .

Una palabra del Experto

Sea suave consigo mismo mientras se adapta a la dieta DASH. Para la mayoría de los estadounidenses, el cambio a este estilo de alimentación es un desafío. Tenga en cuenta que es normal tener un desliz de vez en cuando. Si sucede, el NIH sugiere que considere las razones por las que puede haberse desviado e intente hacer cambios para que no vuelva a suceder.

Lleve un diario mientras ajusta su dieta y dése crédito por cada éxito a lo largo del camino. Reúna el apoyo de amigos y familiares para mantener su plan encaminado. También puede trabajar junto con su proveedor de atención médica para impulsar la motivación. Según los NIH, solo dos semanas con la dieta DASH pueden reducir su presión arterial. 3  Ver mejoras en su salud puede ayudarlo a manejar mejor los desafíos que surgen para que pueda cumplir con el programa de salud y bienestar a largo plazo.

Author Image
Jett Kolio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *