Principiantes

Identificación de los músculos antagonistas

Los músculos del torso, los brazos y las piernas están dispuestos en pares opuestos. El músculo principal que se mueve se llama cebador o agonista. Por ejemplo, si toma una taza de café de la mesa, el músculo agonista es su bíceps. El músculo opuesto es el tríceps, que se conoce como antagonista.

Tanto los músculos agonistas como los antagonistas trabajan juntos para producir un movimiento controlado. 1  A medida que contrae los bíceps, está estirando simultáneamente el músculo tríceps. Alternar entre músculos agonistas y antagonistas durante un entrenamiento puede ayudarlo a planificar un programa de entrenamiento de fuerza efectivo.

Entrenamiento de grupos de músculos opuestos

Involucrar a los grupos de músculos opuestos es un método popular de entrenamiento de fuerza porque puede evitar períodos de espera de descanso entre series. Mientras trabaja un músculo agonista, su músculo antagonista está en reposo. Cambiar al grupo de músculos opuestos significa que puede pasar inmediatamente a su siguiente serie.

Por ejemplo, podrías hacer una serie de prensas de pecho, seguidas inmediatamente de una serie de filas. Puede reconocer esta técnica como un “superconjunto”.

Los resultados del estudio sobre los beneficios de los ejercicios de superconjunto se han mezclado. Mientras que el Colegio Americano de Medicina Deportiva cita superconjuntos como una forma de optimizar la potencia y la fuerza, otros expertos sugieren que ocurre una “pre-fatiga” en el músculo antagonista, lo que hace que las repeticiones con el músculo opuesto sean menos efectivas. 2

Si está buscando un entrenamiento equilibrado y desafiante, los superconjuntos son una excelente opción. Los superseries son una opción popular tanto para los culturistas principiantes como para los atletas. Sin embargo, algunos atletas avanzados pueden optar por seguir diferentes protocolos de entrenamiento en función de las preferencias y opiniones de sus entrenadores.

Entrenamientos de muestra

Hay varias formas de configurar un programa de entrenamiento centrado en grupos de músculos opuestos. Podría hacer un día de músculos de la parte superior del cuerpo, seguido de un día de músculos de la parte inferior del cuerpo. Incluso podría dividirlo más, con tres días de entrenamiento específico de la parte superior del cuerpo, como pecho y espalda en un día, hombros y piernas al día siguiente, y bíceps y tríceps el tercer día.

Muchas personas prefieren hacer un entrenamiento de cuerpo entero en un día. Los entrenamientos de cuerpo entero tienen sentido para la mayoría de las personas activas, especialmente si no está buscando aislar o sobreentrenar grupos de músculos específicos. Para una quema de calorías decente y mejoras generales de la fuerza, tiene sentido un programa de resistencia para todo el cuerpo.

Asegúrese de no excederse en el entrenamiento de resistencia olvidándose de descansar y recuperarse entre los entrenamientos. Los músculos necesitan una oportunidad para sanar después de haber sido desafiados con pesas. Tómese un día libre cada dos días o salga a caminar o en bicicleta para cambiar las cosas.

Recuerde estirar después del ejercicio para reducir el dolor, prevenir lesiones y ayudar a la recuperación. Pruebe estiramientos dinámicos, como estocadas o círculos de brazos, para mejorar su programa de entrenamiento. 3

A continuación se muestra un ejemplo de entrenamiento para todo el cuerpo con un enfoque en el trabajo de agonistas y antagonistas. Puede hacer esto de varias formas.

  • Opción 1 : haga cada par de ejercicios, uno tras otro, y repita de 1 a 3 series. Descanse de 30 a 60 segundos entre series, disparando de 8 a 16 repeticiones de cada ejercicio.
  • Opción 2 : Haga cada par de ejercicios, uno tras otro. Repase toda la serie de pares, descansando brevemente entre pares. Este es un formato de estilo circuito que mantendrá su ritmo cardíaco alto y hará que el entrenamiento sea un poco más intenso. Podrías hacer un circuito o hasta tres, descansando entre circuitos.

Movimientos agonistas y antagonistas

Los siguientes ejercicios son ejemplos de formas de involucrar a los grupos de músculos opuestos:

Una palabra del Experto

Concentrarse en sus músculos agonistas y antagonistas es una forma sensata de entrenar su cuerpo. Ahorre tiempo e involucre todos sus grupos de músculos para proporcionar equilibrio y fuerza de la cabeza a los pies. No es necesario ser un levantador de pesas experimentado para realizar un entrenamiento de resistencia. Incluso si comienza con pesos muy bajos (o solo el peso de su cuerpo), concéntrese en aprender la forma adecuada y desarrollar pesos más altos con el tiempo.

Author Image
Jett Kolio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *