información nutricional

Hechos nutricionales y beneficios para la salud de la maicena

La maicena es un polvo blanco y denso que se elabora a partir del endospermo de los granos de maíz . A menudo se utiliza como espesante en alimentos como salsas, sopas y guisos. Algunos cocineros usan maicena en lugar de harina para obtener la consistencia deseada en ciertas recetas. También se utiliza en productos horneados o para recubrir carnes y verduras.

El almidón de maíz se usa generalmente en cantidades muy pequeñas cuando se agrega a las recetas. Aporta muy pocas calorías y sin vitaminas sustanciales o mínimas. Tiene un impacto mínimo en su nutrición diaria .

Información nutricional de la maicena

El USDA proporciona la siguiente información nutricional para una porción de una cucharada (8 gramos) de maicena. 1

  • Calorías : 30
  • Grasas : 0g
  • Sodio : 0 mg
  • Carbohidratos : 7g
  • Fibra : 0g
  • Azúcares : 0g
  • Proteína : 0g

Carbohidratos

La maicena proporciona alrededor de 30 calorías por cucharada, principalmente de carbohidratos. Hay 7 gramos de carbohidratos, 0 gramos de azúcar y 0 gramos de fibra. Los carbohidratos de la maicena provienen del almidón.

A pesar de su alto contenido en almidón, la investigación ha sugerido que la maicena cruda es un alimento de bajo índice glucémico. Los estudios indican que se absorbe lentamente en el sistema digestivo. 2  Sin embargo, la investigación también ha informado que los alimentos con almidón de maíz (como estofado o budín) pueden tener un índice glucémico alto. 3

Sin embargo, cabe señalar que la investigación sobre el índice glucémico de la maicena es limitada y los estudios disponibles tienden a ser pequeños y de alcance limitado. La Universidad de Sydney, que mantiene una gran base de datos de alimentos y su índice glucémico, no proporciona un número para la maicena.

Grasas

No hay grasa en una porción de una cucharada de maicena. Incluso una taza llena contiene menos de un gramo de grasa. 4

Proteína

La maicena no aporta proteínas. Una porción de una cucharada proporciona cero gramos e incluso una taza llena solo proporciona 0.3 gramos.

Vitaminas y minerales

La maicena no aporta vitaminas ni minerales importantes. Incluso si se consume en cantidades mayores de lo habitual en las recetas, el polvo no aporta ningún micronutriente significativo.

Beneficios de la salud

Es posible que muchas personas que usan maicena ocasionalmente en sus recetas no noten ningún impacto sustancial en su salud al incluir el polvo en su dieta. Pero hay algunas formas en las que la maicena puede afectar los resultados de salud en determinadas circunstancias.

Puede ser útil en el manejo de la hipoglucemia

Existe alguna evidencia de que una dieta que incluya almidón de maíz crudo puede ser útil para quienes están controlando la hipoglucemia.

Una revisión de investigación publicada por la Asociación Estadounidense de Diabetes examinó estudios que investigan el uso de bocadillos nocturnos a base de almidón de maíz y su capacidad para reducir la hipoglucemia nocturna, particularmente en aquellos con diabetes tipo 1 o tipo 2. En un estudio, los investigadores informaron que la maicena cruda redujo la hipoglucemia nocturna al servir como depósito de glucosa en el tracto intestinal, donde se digiere lentamente durante un período de 6 a 8 horas. 5

En otro estudio, los investigadores encontraron que cuando los participantes con diabetes tipo 1 tomaron un suplemento de almidón de maíz crudo antes de acostarse durante cuatro semanas, experimentaron una reducción del 70% en la frecuencia de hipoglucemia autoinformada 3 horas después de la ingestión del suplemento. 5

Hace que los líquidos sean más fáciles de tragar

Las personas que tienen dificultad para tragar, una condición llamada disfagia, pueden usar almidón de maíz para aumentar la viscosidad de sus líquidos y facilitar la deglución. La disfagia es una afección que se vuelve más común a medida que envejecemos. Los líquidos espesados ​​se utilizan a menudo en el tratamiento de la disfagia para mejorar el control del bolo. Un bolo es una pequeña masa de comida masticada. Los líquidos espesados ​​también ayudan a prevenir la aspiración y mejoran la seguridad para tragar. 6

El almidón de maíz es un espesante que se usa tradicionalmente para espesar líquidos en personas con disfagia. Más recientemente, los espesantes de goma de mascar se han utilizado más ampliamente, pero ha habido cierta preocupación sobre la seguridad de los espesantes de goma de mascar, especialmente en los bebés.

Desafortunadamente, los espesantes, incluida la maicena, pueden dar lugar a líquidos desagradables. Estas bebidas espesas también aumentan la sensación de saciedad, lo que genera poca motivación y un impulso fisiológico deficiente para consumirlas, lo que puede ser problemático si el mantenimiento del peso es un problema. 6

Alternativa más saludable al jarabe de maíz

Algunos alimentos procesados ​​e incluso recetas caseras requieren jarabe de maíz como agente espesante. Por ejemplo, es posible que vea el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa como ingrediente en algunos productos, como los pasteles de frutas. A veces, se puede utilizar maicena en lugar de jarabe de maíz. Esta sustitución puede proporcionar beneficios para la salud, pero la evidencia que respalda este beneficio es limitada.

En un estudio limitado, los investigadores compararon los resultados de salud cuando un pequeño grupo de hombres (21 en total, 10 con hiperinsulinemia y 11 hombres no hiperinsulinémicos) consumieron una dieta en la que el 20% de las calorías provenían de fructosa o almidón de maíz con alto contenido de amilosa. 7  La maicena con alto contenido de amilosa es un tipo de maicena que ha sido fabricada para tener un nivel más alto de amilosa y menos amilopectina. 8

Después de cinco semanas, los investigadores encontraron que cuando los participantes de su estudio consumían una dieta alta en ácidos grasos saturados y colesterol, la fructosa aumentaba los niveles de factores de riesgo asociados con enfermedades cardíacas, especialmente en hombres hiperinsulinémicos. El almidón de maíz no pareció proporcionar los mismos aumentos. 7

Sin embargo, el estudio tiene limitaciones. Primero, se llevó a cabo en 1989 con solo un pequeño grupo de hombres. Ha habido algunas investigaciones relacionadas más recientes, pero esos estudios se realizaron en ratones. 9  Además, no es probable que el consumidor típico encuentre almidón de maíz con alto contenido de amilosa en los estantes de las tiendas. Es posible que solo obtengan estos beneficios potenciales si los fabricantes de alimentos lo usan en lugar del jarabe de maíz o el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa en los alimentos procesados.

Alternativa sin gluten en recetas

Aquellos con alergias al trigo o que tienen enfermedad celíaca, sensibilidad al gluten no celíaca o que siguen una dieta libre de gluten por otras razones pueden usar maicena en lugar de harina en sus recetas. Por ejemplo, en recetas que requieren que use harina para cubrir los alimentos antes de freírlos o use harina para espesar salsas o gravy, puede usar fácilmente la mayoría de las marcas de almidón de maíz como una alternativa segura y simple.

Sin embargo, es importante elegir cuidadosamente la maicena y buscar una que indique específicamente que no contiene gluten. La maicena pura no contiene gluten y es un ingrediente común en los alimentos sin gluten.

Dicho esto, la maicena está sujeta a contaminación cruzada. Muchas marcas que producen maicena también elaboran otros tipos de harina. Si se utiliza el mismo equipo para fabricar y procesar almidón de maíz y un grano que contiene gluten, es posible que la maicena no sea realmente libre de gluten.

Puede afectar la pérdida de peso

Los investigadores han considerado si una dieta que incluya  almidón de maíz con alto contenido de  amilosa puede ser útil en el tratamiento de la obesidad. Los científicos han postulado que la respuesta glucémica lenta a la maicena puede ayudar a reducir el apetito, aumentar la saciedad y reducir la ingesta total de energía.

Sin embargo, en un estudio en el que participaron mujeres jóvenes sanas, los resultados no fueron abrumadoramente positivos. Cuando las mujeres consumieron una bebida que contenía almidón de maíz o glucosa con alto contenido de amilosa, el almidón de maíz no redujo el apetito ni la ingesta de energía (calorías) a pesar de que la absorción de glucosa se redujo. 10

Alergias

Aquellos con alergia al maíz deben evitar la maicena. El Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología dice que una reacción alérgica al maíz puede causar síntomas que van de leves a severos. Estos síntomas pueden incluir vómitos, problemas de estómago, sibilancias o dificultad para respirar, pulso débil, cambios en la piel que incluyen urticaria, hinchazón de los labios o la lengua, mareos o confusión. En casos graves, puede producirse anafilaxia. 11

Efectos adversos

Cuando se consume en cantidades típicas como alimento, la maicena es segura para la mayoría de las personas. Ha habido algunas preocupaciones sobre la inhalación de almidón de maíz en entornos laborales, pero estos casos son raros. 12  Además, aquellos que son alérgicos a almidón de maíz debería ser consciente de que se utiliza en los guantes quirúrgicos hasta que la FDA lo prohibió en 2016. 13

Variedades

Al comprar alimentos en su mercado local, es posible que vea algunos productos que incluyen “almidón de maíz modificado” como ingrediente. Algunos consumidores que intentan evitar los alimentos modificados genéticamente (OGM) pueden tener preocupaciones sobre el producto.

Sin embargo, el almidón de maíz modificado es simplemente almidón que ha sido modificado para fines de procesamiento de alimentos. Por ejemplo, puede haber sido modificado para mejorar la vida útil de un producto. No indica si el maíz del que se hizo era transgénico o no transgénico. Si desea una maicena sin OGM, busque la etiqueta sin OGM en el producto que elija.

Cuando es mejor

La maicena está disponible todo el año en la sección de repostería de las tiendas de comestibles.

Almacenamiento y seguridad alimentaria

La maicena debe guardarse en un recipiente sellado y almacenarse en un lugar fresco y seco. Según el USDA, debe mantenerse fresco durante aproximadamente 18 meses cuando se almacena correctamente. 14 La

 

  maicena no debe congelarse.

Cómo preparar

El almidón de maíz se puede utilizar en muchas recetas que requieren harina como espesante. Es uno de los muchos espesantes bajos en carbohidratos que puede ser útil tener en la cocina. Pero la maicena es más espesa, así que use aproximadamente una cucharada de maicena por cada dos cucharadas de harina que requiere la receta.

Cuando use almidón de maíz para espesar alimentos calientes (como salsa, sopas o guisados) siempre mezcle primero con una pequeña cantidad de agua fría o leche vegetal. Luego, agregue gradualmente al líquido caliente. Sin embargo, tenga en cuenta que si está preparando una gran cantidad de sopa o estofado para congelar, la maicena no es la mejor opción de espesante. Cuando la maicena se congela, se descompone. Entonces, cuando su sopa cremosa o estofado se descongele, estará líquida y delgada.

Algunos cocineros también agregan una pequeña cantidad de maicena a las recetas de productos horneados para agregar estructura a delicias como brownies, pan, pasteles y galletas.

Recetas

Recetas saludables para probar

Author Image
Jett Kolio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *