Nutrición,Nutrición deportiva

Los Beneficios Neurológicos De La Creatina

La creatina es uno de los suplementos más investigados y más utilizados para mejorar el crecimiento y la fuerza muscular. Es popular entre atletas, culturistas y aquellos que desean mejorar el rendimiento atlético. La creatina  está indicada como uno de los mejores suplementos aprobados basados ​​en evidencia en nutrición deportiva . Aunque se ha demostrado que mejora el desarrollo muscular, también se sugiere que la creatina es útil para quienes padecen enfermedades neurológicas.

La investigación crónica continúa apoyando que la creatina juega un papel beneficioso en el sistema nervioso central (SNC). Parece que la suplementación con creatina puede reducir los síntomas de enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer, Parkinson, ALS y Huntington.

 

¿Qué es la creatina?

La creatina es una sustancia natural hecha de los aminoácidos glicina, arginina y metionina. Los aminoácidos son los bloques de construcción de proteínas. La creatina se produce en el hígado, los riñones y el páncreas y se concentra principalmente en el tejido muscular. Cantidades más pequeñas se distribuyen a través de nuestra sangre al cerebro y otros tejidos.

La creatina también se encuentra en fuentes de proteínas animales como la carne y el pescado, además de producirse en el cuerpo.

 

Cómo funciona en tu cuerpo

La creatina es responsable de suministrar energía a las células dentro del cuerpo y mantener nuestras funciones celulares en equilibrio. Se produce de forma natural y también se suministra mediante el consumo de ciertos alimentos y suplementos.

Cuando la creatina entra o es producida por el cuerpo, pasa por un proceso químico y forma fosfato de creatina . Esta molécula almacenada proporciona energía instantánea a las células que se han agotado durante un esfuerzo físico o neuronal intenso.

El fosfato de creatina también se conoce como  fosfocreatina (PCr). La creatina mejora el rendimiento del ejercicio al aumentar la PCr o ATP (trifosfato de adenosina) almacenado. El ATP es otra fuente de energía que se utiliza durante ráfagas rápidas de energía como carreras de velocidad o levantamiento de pesas.

La forma de almacenamiento de creatina (fosfocreatina) es la principal fuente de energía que se utiliza para alimentar ráfagas cortas de ejercicio de alta intensidad. Los atletas se complementan con creatina debido a su capacidad para suministrar energía y aumentar el tamaño de los músculos.

La creatina se ha convertido en algo más que un potenciador del rendimiento deportivo. La investigación ha demostrado que la creatina tiene un valor significativo en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas. Su capacidad terapéutica para atacar el deterioro de la energía celular puede reducir los síntomas de los trastornos neurológicos en los pacientes.

 

Investigación sobre creatina y neurología

Según una investigación publicada en el Journal of Neuromolecular Medicine, la  creatina está indicada como un tratamiento eficaz para la enfermedad de Huntington y Parkinson. Parece que la creatina mejora los déficits de energía celular en el tejido cerebral reduciendo los síntomas de estos trastornos neurodegenerativos.

También se llevó a cabo una investigación sobre la suplementación con creatina a largo plazo que examina los posibles efectos secundarios. Se monitorizó a sesenta pacientes durante un período de 2 años y recibieron 4 g / d de creatina o placebo. El objetivo principal era garantizar la función renal adecuada mientras se complementaba con creatina para las enfermedades neurológicas. Se indicó que la creatina es bien tolerada en pacientes de edad avanzada que padecen la enfermedad de Parkinson. La función renal o renal permaneció dentro de los límites normales y el único efecto secundario adverso pareció ser un malestar estomacal ocasional.

Otros estudios muestran que la suplementación con creatina mejora la concentración mental y la memoria de individuos sanos y pacientes con enfermedad de Alzheimer en etapa temprana.

La investigación sobre creatina se realizó en pacientes que padecían la enfermedad de Lou Gehring. Este trastorno neurológico degenera las neuronas del sistema nervioso central. La creatina estaba indicada para proporcionar un efecto neuroprotector.

En general, se ha demostrado que la suplementación con creatina proporciona protección neurológica a las células. Los estudios crónicos indican que la creatina es un agente neuroprotector eficaz. Los pacientes que toman creatina han experimentado una mejor función motora y una mejor calidad de vida.

 

Esperanza de enfermedad neurológica

Puede haber esperanza para quienes padecen enfermedades neurológicas como el Parkinson, el Alzheimer, la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y la enfermedad de Huntington.

La creatina parece desempeñar un papel importante en el mantenimiento del equilibrio energético celular. La investigación ha mostrado resultados prometedores en la desaceleración de la progresión de algunas enfermedades neurológicas.

Parece haber una fuerte indicación para la suplementación con creatina como método terapéutico para tratar enfermedades neurológicas. Los hallazgos positivos apoyan la investigación adicional.

Cada enfermedad neurológica se presenta con diferentes déficits de energía que pueden beneficiarse o no de la suplementación con creatina. Se descubrió que la enfermedad de Alzheimer (EA), por ejemplo, muestra una mejora con la suplementación con creatina solo en las primeras etapas. El tratamiento de la EA en una etapa posterior no fue tan efectivo debido a los depósitos de creatina que se encuentran en el cerebro.

Los ensayos clínicos de la enfermedad de Parkinson (EP) revelaron el potencial de la suplementación con creatina para ralentizar la progresión de la EP. La creatina parece tener beneficios a largo plazo para las personas que actualmente padecen EP.

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) desafortunadamente y de manera similar a la enfermedad de Alzheimer (EA) no respondió con tanta eficacia a la suplementación con creatina.

La suplementación con creatina mostró un gran potencial en el tratamiento de la enfermedad de Huntington (EH). La investigación indica una fuerte evidencia a favor de la creatina como un agente neuroprotector eficaz para esta enfermedad. En última instancia, la creatina puede mejorar y / o extender la calidad de vida de las personas que padecen EH.

Author Image
Jett Kolio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *