Pilates

Cómo hacer que Pilates sea más asequible

Una de las razones que la gente cita para no hacer más Pilates es el alto costo de las clases. Esto es comprensible, sin embargo, existen soluciones que pueden ayudar a que Pilates se ajuste a su presupuesto.

Hay algunas razones por las que las clases de Pilates pueden resultar un poco caras. Uno de ellos es el alto costo que implica la capacitación que reciben los instructores para llegar a cierto nivel de experiencia. Además, los estudios de Pilates deben tener en cuenta los gastos generales asociados con el suministro y el mantenimiento del equipo de Pilates.

Como resultado, algunos de nosotros tenemos que ser creativos para hacer tanto Pilates como queramos. Las clases de Pilates más baratas no significan que la calidad sea barata. Desde complementar las clases con Pilates en casa hasta programar clases para lograr el mayor impacto por su dinero, exploremos algunas formas de mantener Pilates en su vida mientras minimiza sus costos.

1 Hacer ejercicios de pilates en casa

 

No hay nada mejor que tener un instructor que te vigile. Un buen profesor de Pilates te ayudará a corregir debilidades en tu forma y práctica que quizás no descubras por tu cuenta. Pero también puede descubrir que hay mucho que aprender haciendo la práctica de Pilates por su cuenta durante un tiempo.

Si el costo de las clases lo está afectando, no se rinda. En su lugar, considere tomar menos clases y complementarlas con ejercicios en casa.

Es bastante sencillo hacer esto, aunque requiere cierta preparación. Por ejemplo, querrá encontrar DVD, libros o videos en línea gratuitos para trabajar. Puedes desarrollar tus propias rutinas usando una combinación de estas y lo que aprendes en clase.

Tómese su tiempo para explorar sus opciones y personalizar su práctica para maximizar los beneficios de Pilates en casa.

2 Compre equipo de pilates económico

 

Si necesita tomarse un descanso del costo de las clases de equipos grandes, considere comprar algunos equipos más pequeños para usar en casa.

Algunas buenas opciones para comenzar con los entrenamientos en casa incluyen una  banda de ejercicios , un círculo mágico y una  pelota de ejercicios . Estos son equipos económicos que pueden proporcionar el entrenamiento de resistencia y estabilidad del reformador, la silla o la torre. Si bien no es lo mismo, aún puede hacer un buen ejercicio con ellos.

3 Mezcle y combine sus clases

 

Estudie la lista de clases y costos en su estudio y determine un horario que satisfaga sus necesidades y se ajuste a su presupuesto. Eso podría ser tan fácil como experimentar con diferentes tipos de clases.

Las clases privadas son las más caras, seguidas de duetos y luego clases grupales. Además, a menudo existe una diferencia de costo entre las clases de tapetes y equipos. ¡Así que mézclalos!

Por ejemplo, puede hacer una clase privada y llevar lo que ha aprendido allí en un entorno de clase grupal durante algunas semanas para que su Pilates general cueste más barato. O bien, podría hacer clases de reforma y algunas clases de tapete menos costosas. Incluso podría considerar tomar solo clases de tapete por un tiempo. El punto es que puedes ahorrar dinero rotando los tipos de clases que haces.

4 Reconsiderar las clases privadas

Soy un gran fanático de las clases privadas y las recomiendo a todos. Pero los privados pueden ser muy adictivos y son la forma más cara de estudiar Pilates. Si tiene una lesión o una limitación física, es posible que deba seguir con las clases privadas.

Si puede pagar privados todo el tiempo, entonces más poder para usted. Sin embargo, si te quedas con privados porque estás nervioso por unirte a una clase grupal, hacer un intento de superar esa ansiedad puede ahorrar dinero.

Las clases grupales no son una amenaza y ofrecen sus propios beneficios para aprender Pilates . En la mayoría de los estudios, las clases son bastante pequeñas y aún se puede esperar atención individual. Además, hay mucho que aprender al observar las correcciones dadas a otros estudiantes. La camaradería de una clase grupal también puede ser motivadora.

5 No entre, regístrese!

 

En la mayoría de los estudios, una clase sin cita previa cuesta unos dólares más que una clase a la que tienes que inscribirte. A muchos de nosotros nos gusta venir debido a la flexibilidad que ofrece, pero esos dólares se acumulan. Si está constantemente asistiendo a las mismas clases, también puede inscribirse.

Por supuesto, el gran beneficio de inscribirse en una clase, incluso más grande que los ahorros financieros, es que estará comprometido . Esto por sí solo puede ser una gran motivación para ceñirte a tus entrenamientos.

Una palabra del Experto

Como puede ver, hay una serie de enfoques que puede adoptar para reducir el costo de Pilates y al mismo tiempo obtener los beneficios para la salud. Sea creativo, hable con sus instructores sobre sus recomendaciones y evalúe los costos de todas sus opciones. Con un poco de planificación cuidadosa, puede disfrutar del mismo nivel de entrenamientos y ahorrar dinero.

Author Image
Jett Kolio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *