Lo esencial

10 peores errores de dieta que cometen las personas activas

La alimentación saludable es una parte clave para tener un estilo de vida activo. Puede ser fiel a todas las cantidades y tipos de ejercicio recomendados y aún así no comer bien. Esos errores en la dieta pueden afectar los beneficios de fitness que esperaba obtener con su rutina de ejercicios. El American Council on Exercise (ACE) señala estos 10 errores dietéticos que cometen las personas activas.

1

Saltarse el desayuno

La mayoría de los expertos están de acuerdo en que si omite el desayuno, lo compensará más tarde en el día con más calorías. No necesita un gran desayuno, pero un desayuno ligero y equilibrado puede brindarle la energía adecuada para comenzar el día, especialmente para quienes hacen ejercicio por la mañana. Si realmente no puede tolerar la comida antes del ejercicio matutino , asegúrese de al menos rehidratarse bien.

2

No comer antes de un entrenamiento

Sacará más provecho de su sesión de ejercicio si lleva el combustible adecuado a bordo. Una buena comida antes del entrenamiento debe contener carbohidratos, proteínas y un poco de grasa. No querrá una comida pesada antes de un entrenamiento, pero una comida ligera y equilibrada proporcionará lo que su cuerpo necesita para obtener energía y fortalecer y tonificar los músculos. Coma un refrigerio pequeño de 30 a 90 minutos antes de hacer ejercicio o una comida pequeña una o dos horas antes de hacer ejercicio.

3

Esperar demasiado después del ejercicio para comer

Comer después de tu entrenamiento es tan importante como alimentarlo de antemano. Una pequeña comida de proteínas y carbohidratos dentro de las dos horas posteriores a su sesión de ejercicio le dará a su cuerpo lo que necesita para desarrollar y reparar los músculos y los vasos sanguíneos que los suministran.

4

Reemplazo de comidas con barritas energéticas o bebidas de reemplazo

No hay sustitutos para los alimentos integrales sin procesar. Su cuerpo necesita la amplia variedad de fitonutrientes y fibra que se encuentran en las frutas, verduras y cereales integrales. Ninguna barra o bebida “sustitutiva de comidas” ofrece la variedad que ofrece la naturaleza. Use esos alimentos preparados cuando sea necesario, pero conviértase en su hábito constante de comer alimentos reales. Intente mezclar su propia mezcla de frutos secos con frutas secas y nueces en lugar de tenerlas procesadas en una barra energética.

5

Comer demasiadas proteínas y no tener suficientes carbohidratos

¿Intenta alimentar su entrenamiento con aves de corral en lugar de pasta ? Puede que le guste su dieta baja en carbohidratos, pero los carbohidratos son lo que su cuerpo necesita para un entrenamiento eficaz. Dele a su cuerpo algunos carbohidratos antes de su sesión de ejercicio, y para eventos de resistencia como caminatas largas, carreras y paseos en bicicleta, prepare su bocadillo a base de carbohidratos, como una mezcla de frutos secos. Aún puede disfrutar de recetas bajas en carbohidratos , pero no le tema a una papa o vegetales altos en carbohidratos si tuvo un buen entrenamiento de resistencia.

6

Confiar en las etiquetas y las declaraciones de los suplementos dietéticos

Lo que lee en la etiqueta de un suplemento dietético es un argumento de marketing, no resultados de investigación. La industria de los suplementos no está regulada en gran medida. Los fabricantes pueden hacer muchas afirmaciones que no estarían permitidas para medicamentos regulados. Haga su tarea antes de poner cualquier cosa en su cuerpo. De lo contrario, solo está realizando su propio experimento incontrolado y, a menudo, uno que no es barato.

7

Consumir demasiadas o muy pocas calorías para su actividad

Necesita comer para alimentar su cuerpo para su estilo de vida activo. Pero probablemente tenga miedo de comer demasiado, por lo que el control de peso se convierte en un desafío. Use una calculadora de calorías para ver cuántas calorías totales quema su cuerpo por día, además de calculadoras de calorías de actividad para determinar cuántas calorías adicionales puede quemar. Estos suelen estar integrados en monitores de actividad o aplicaciones que pueden ayudarlo a encontrar el equilibrio.

8

Creer que puedes comer lo que quieras si haces ejercicio

Muchas personas hacen ejercicio para perder peso, pero pronto descubren que necesitan hacer un seguimiento de lo que comen si quieren ver la pérdida de peso. Es muy fácil compensar las calorías quemadas con una “golosina” extra después de su entrenamiento. Encuentre comidas y refrigerios saludables, balanceados y ligeros que dependan de alimentos integrales siempre que sea posible. Cuando se dé un capricho, hágalo con fruta fresca en lugar de un bocadillo procesado con alto contenido de azúcar, grasa o sal.

9

No beber la cantidad adecuada de líquidos

Si tiene sed, debe beber agua, ya sea durante el ejercicio o durante el día. Para la mayoría de las personas, la sensación de sed es digna de confianza y no necesitará forzar líquidos adicionales. Durante el ejercicio, llevar una botella de agua o usar un paquete de hidratación le permite estar listo para beber cuando tiene sed en lugar de depender de fuentes para beber. Si bien probablemente sepa que debe beber más cuando hace calor, también corre riesgo en climas moderados e incluso en el frío. Si hace ejercicio durante más de una hora y suda, es posible que también deba usar una bebida deportiva para reemplazar las sales perdidas. De lo contrario, lo mejor es beber agua fría.

10

Saltar a la última moda dietética para obtener una “ventaja”

Si es nuevo, tal vez funcione mágicamente, ¿verdad? Ver testimonios de figuras del deporte y gurús del fitness puede llevarlo a probar los planes de alimentación más locos. Pero vives en el mundo real y la magia simplemente no va a suceder. Los conceptos básicos de una dieta sana y equilibrada pueden no ser nuevos y emocionantes, pero funcionan.

Author Image
Jett Kolio

Leave a Reply

Your email address will not be published.